Piscinas en contenedores que se instalan en solo unos minutos, lo último en reciclaje

Piscinas en contenedores que se instalan en solo unos minutos, lo último en reciclaje

Los contenedores marítimos están de moda. La empresa canadiense Modpool se le ha ocurrido reconvertir estos gigantes metálicos en unas curiosas piscinas domésticas que se instalan en apenas unos minutos.

“Los contenedores marítimos están hechos para ser muy duraderos”, asegura Mark Kohlen, impulsor de la idea. Las piscinas están disponibles en dos tamaños: 2,4×6 metros y 2,4 × 12,2 metros. En ambos casos la profundidad es de 1,35 metros. El precio es de unos 24.000 euros.

Además, el potente sistema de filtrado y mantenimiento que incorpora la piscina es capaz de calentar el agua hasta los 30 grados centígrados hasta en las condiciones más extremas: tarda menos de una hora en convertir el agua gélida en un agradable baño a temperaturas exteriores de incluso -10º.

Y lo mejor de todo es que es sostenible: “Reutilizando un contenedor marino conseguimos reducir la huella de carbono”, aseguran sus creadores, que consideran su creación “un elemento de cambio” en el sector.